top of page
Buscar

Kanchanaburi: qué ver y hacer | Mucho más que el Puente sobre el río Kwai



No es imprescindible subir hasta el norte de Tailandia para poder maravillarse con paisajes verdes, salvajes y con muy poco turismo. Kanchanaburi es ese lugar que buscas si quieres escapar por unos días del estrés de Bangkok y disfrutar de las montañas, de la magia de los pueblos junto al río y de actividades que te mantendrán ocupado durante vario días.


Nuestra visita a Kanchanaburi y Sai Yok de 6 días fue un gran descubrimiento y en este post te contamos los motivos por lo que deberías ver esta ciudad, que es mucho más que el puente sobre el río kwai y las cascadas de Erawan.


Información sobre Kanchanaburi

A pesar de que Kanchanaburi no sea una preferencia a la hora de planificar un viaje por libre por Tailandia, si se dispone de un par de semanas es una visita que merece la pena tomar en consideración.

Kanchanaburi formó parte de un periodo importante aunque trágico de la historia el siglo pasado. Antes de la Segunda Guerra Mundial, los japoneses tenían planes de construir un ferrocarril desde Tailandia hasta Myanmar (entonces Burma). Durante muchos años estos planes no se llevaron a la práctica debido a los elevados costes que supondría la obra y la complejidad para construir sobre el terreno debido a la fuerte corriente del río, pero vieron una oportunidad en la guerra para llevarlos cabo.



Utilizaron prisioneros de guerra asiáticos, australianos, británicos y neozelandeses como mano de obra, explotándoles hasta la finalización de la vías del tren.


El resultado fue que 60.000 mil prisioneros occidentales y 80.000 asiáticos murieron debido a las condiciones de esclavitud a las que fueron sometidos.


Actualmente podemos aprender sobre este periodo en los diversos museos y cementerios que alberga la ciudad y más abajo comentaremos.


Cómo ir a Kanchanaburi

Kanchanaburi se encuentra a solo unos 125 km de Bangkok, de modo que incluso podemos visitar la ciudad en 1 día en un tour guiado. Esta es una opción que no recomendamos en absoluto, ya que Kanchanaburi se merece una visita de al menos 2 días.


En tren

Este es el medio tradicional y el más económico.

Hay dos salidas diarias: a las 07:50 ya las 13:55. La duración del viaje a menudo se acerca a las 3 horas debido a los retrasos habituales. También hay dos trenes al día que van en sentido contrario, de Kanchanaburi a Bangkok, que salen a las 07:19 y a las 14:48.


La estación de tren de Bangkok se localiza en Thonburi, el barrio próximo a Banglamphu (el barrio antiguo). Podrás llegar hasta allí en la linea azul del metro Bang Khun Non, aunque tendrás que caminar un poco para alcanzar la estación, por lo que quizás es más cómodo ir en taxi.


En autobús

Los autobuses a Kanchanaburi desde Bangkok salen desde diferentes puntos de la ciudad: la terminal de autobuses del sur de Bangkok (Sai Tai Mai) y la terminal de autobuses del norte de Mo Chit.

Se tarda entre 3 y 4 horas en llegar con bus, dependiendo de la ruta del mismo.


En minibus o van

Esta es la opción que nosotros escogimos. Se pueden reservar en cualquier agencia de viajes local en diferentes zona de Bangkok como Khao San, Chatuchak o incluso pagar directamente en la estación de Thonburi.





A nosotros nos costó 100 baths el viaje por persona y en apenas 2 horas estábamos en la estación de bus sur de Kanchanaburi. En la estación podrás tomar un taxi hasta tu hotel.


Qué ver en Kanchanaburi


La ciudad de Kanchanaburi no es muy grande, de modo que si solo te interesa los atractivos relacionados con la segunda guerra mundial, en 1 día podrás verlos todos.

Sin embargo Kanchanaburi es mucho más que el puente sobre el Río Kwai y sus museos, a continuación lo podrás comprobar.


Puente sobre el río Kwai



Habrás oído hablar sobre este puente por la película que lleva el mismo nombre (aunque a los Millenials como yo probablemente no les suene mucho) o porque simplemente se suele asociar Kanchanaburi a este puente.

Estéticamente es un puente como cualquier otro, por el que pasan trenes con cierta frecuencia y el que también podrás atravesar a pie e intentar hacerte alguna bonita foto... si consigues esquivar a las hordas de turistas claro.


La historia del puente sobre el Rio Kwai es lo más relevante, ya que fue construido originalmente por prisioneros de guerra aliados bajo el control del ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial. La construcción tardó solo un año en completarse antes de ser bombardeada y destruida. Las vías del tren se convertiría en una alternativa a la ruta hacia Rangun via Singapur, desde que la ruta por mar fue cerrada por los submarinos aliados. La longitud total del puente es de 322 metros.


Museo Jeath War



Muy cerca del puente y junto al 7-Eleven se encuentra el museo original Jeath War.

Es una especie de cueva en el que aparecen relatos sobre la construcción del puente durante la guerra.

Se pueden observar esculturas modernas representativas del estado de los prisioneros de guerra, armas, coches y motos de la época.


El estado de conservación del museo es bastante mejorable, ya que muchos textos visibles en las paredes están con humedades y apenas se ven.


Cementerios de guerra de Kanchanaburi



Hay varios en la ciudad, el más cercano es el Kanchanaburi War Cementery. En las lápidas se pueden apreciar frases sobre los fallecidos y sus edades, que no suelen superar los 26 años.

El cementerio más importante es el de Chungkai


El Centro Ferroviario Tailandia-Birmania es un museo interactivo, un centro de información e investigación dedicado a presentar la historia del Ferrocarril Tailandia-Birmania. Se encuentra junto al cementerio de guerra de Kanchanaburi.


 

Una vez visitada la parte histórica de Kanchanaburi... ¡vamos a lo divertido! a lo que hace de Kanchanaburi una lugar merecedor de que lo incluyas en tu itinerario.


Cascadas de Erawan



Situadas en el Parque Nacional de Erawan, nos encontramos con las cascadas más populares de Tailandia. Se encuentran a unos 60 km del centro de Kanchanaburi.

Tienen 7 saltos de agua y podrás bañarte en casi todos. Durante el ascenso a la séptima cascada, la que más nos gustó, podrás encontrar pequeños animales e incluso monos.


No te imagines el típico Trekking intenso porque es un lugar apto para toda la familia. Puedes ir en excursión guiada o llevar tu propia moto, cosa que hicimos nosotros.



Elephants World Kanchanaburi

Es el santuario de elefantes más próximo a Bangkok y podrás vistarlo desde Kanchanaburi o desde la capital.

Aquí los elefantes viven en un entorno responsable y podrás aprender más sobre ellos mientras les das de comer y caminas junto a ellos.



Wat Tham Suea o Templo de la Cueva del Tigre

Mira que hay templos en Tailandia, pero este es uno de los más especiales. Se encuentra a unos 20km de Kanchanaburi y está situado en una colina desde donde se pueden apreciar unas vistas espectaculares.

El Big Buddha es el centro de atención, pero junto a él hay una pagoda a la que puedes entrar y subir hasta la cima.



No confundir con el Tiger Temple, que es un lugar que también se encuentra en Kanchanaburi y donde se maltrata a los tigres con exhibiciones y teniéndolos enjaulados.


Wat Ban Tham

¿Te gustan los dragones?

De camino al Wat Tham Suea se encuentra este curioso templo protegido por un enorme dragón azul. Para ascender hasta la cima deberás adentrarte en sus fauces y subir un montón de escaleras. Nada más salir del cuerpo del dragón podremos visitar la cueva Man Wijit.



Se requiere estar en buena forma para subir todos los peldaños y es mejor llevar una botellita de agua para los descansos mientras se asciende.


Parque Nacional Sai Yok

A pesar de no estar cerca de la ciudad, bien merece una visita. Lo más recomendable es moverse con tu propio vehículo para explorar la zona.

Aquí se encuentran las Cascadas de Sai Yok y Hellfire Pass, un lugar conmemorativo sobre el antiguo Ferrocarril de Birmania, también comúnmente llamado Ferrocarril de la Muerte.



Recomendamos pasar al menos una noche en alguno de los hoteles y casas flotantes que se pueden encontrar junto al río, de eso modo podrás explorar la zona sin prisas y realmente es un lugar muy romántico para ir en pareja.


Árbol Giant Monkey Pod

Es un árbol Gigante de más de 100 años de edad que impresiona bastante. Junto a él hay un mercadillo donde podrás comer a unos precios espectacularmente baratos.



El problema es que se encuentra muy alejado de todo y deberás tenerlo en cuenta a la hora de pensar si merece la pena visitarlo.

Para volver a la ciudad podrás tomar dos caminos: el de la carretera convencional u otro que te lleva a una aventura salvaje, con carreteras sin asfalto y unos paisajes espectaculares. Prepárate a sentirte muy pequeñito si tomas el segundo y asegúrate de llevar batería suficiente en el móvil para el GPS.


Qué hacer en Kanchanaburi

Más allá de los lugares que se pueden visitar, Kanchanaburi es una ciudad tranquila para disfrutar de sus paisajes. Estos son algunos planes que podríais hacer sin gastar apenas dinero:


  • Pasear en bici junto al río: muchos hoteles prestan de forma gratuita bicicletas y es una buena manera de conocer los alrededores de la ciudad.



  • Viajar en tren a través del puente hasta Nam Tok es algo popular en Kanchanaburi. El tren traquetea mientras avanza muuuy lentamente junto a la atracción principal que es un cruce del viaducto de Wang Po.



  • Visitar las cafeterías: tomar café mientras se disfruta de un hermoso paisaje es un planazo, ¿verdad? Pues en Kanchanaburi hay un montón de cafeterías que te atraparán durante varias horas. La que más nos gustó fue The Curve. Con suerte podrás ver el tren pasar junto al rio desde las alturas mientras te tomas un café o un exquisito Frappe de chocolate.



  • Cenar en el mercadillo nocturno: cruzando el puente sobre el río Kwai, hay mercadillo con numerosos puestos de comidas y muchas mesas para tomar algo y pasar la noche. Los fines de semana suelen poner música en directo.



  • Pasar el día en familia en la "playa": a la orilla del Thalon Nam Jued Had Sai reunen las familias tailandesas a comer mientras los niños juegan en el río. Tiene una especie de playa de arena, algunas barcas viejas y un montón de sombrillas para relajarse.



  • Pasear por el parque de Wat Thaworn Wararam: en este recinto hay un montón de templos y estructuras chinas, algo no muy común en Tailandia. Al final del parque hay unos bonitos jardines junto al rio donde podrás ver la puesta de sol.


636 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page